El Comando Amelia es un comando de alumbrado, barrido y limpieza,
de acción pequeña pero contribuyente.
¡AMELIA VENCE!

sábado, 1 de octubre de 2011

CARTUCHOS - HF










Recordar cualquier cosa alegre
siempre sirve para renovar fuerzas
y abreviar tramos inútiles en la eterna comedia.
Aunque se siga enredado,
envuelto en una habitación oscura
acunando a un niño para que se duerma,
haciéndole con la mano el signo de la victoria,
sonriendo al recordar algún cantar enardecido
de antiguas marchas.
Sin hacer chillar sonajeros,
sólo provocándole soñar con cielos y jardines,
susurrándole melodías,
que pueden ser hasta las del himno nacional, porqué no,
pero firmemente, sin tonos neutros,
que no expresan nada.
Aunque ya se empiece a oír que afuera
huyen los animales despavoridos
y que los tejados recogen a la lluvia ácida
para ser consumidos inexorablemente,
como en las frenéticas ciudades se consume la gente,
intentando lograr alguna reivindicación inútil,
cada vez más lejos de las huellas
que sólo pertenecen a la arena,
las que dejan las gaviotas y los cangrejos,
formas que podrían embellecer
a nuestra secreta parte animal
y nos harían confirmar
que se puede seguir queriendo a alguien
sin motivo alguno,
como sin motivo actúan los músculos
que los pájaros usan para volar,
como sin ninguna importancia
nos observan las estrellas.
Y si uno lograse de una vez por todas
ponerse en el lugar del otro,
finalmente se podría entender
de que se trata eso de andar cargando cartuchos
en dos cintos cruzados sobre el pecho
y estar preparados a toda hora
para protegernos mutuamente,
sin importar porqué.

3 comentarios:

Funes dijo...

Como para no quererlo, conchisumá.
Gracias...

elsudacarenegau dijo...

Horrible. Tanto que se lo afanaré para una entrada a mi blog.

elsudacarenegau dijo...

http://goo.gl/DGVpm
Capaz que ya lo vio. Pero ahora tiene agregados. El Tomi me emprestó un dibujo! Qué lo parió Nigger. Releí "Cartuchos" y me gustó más que antes. lo voy a imprimir y poner en la pared y no le digo más pa no cargosiar.