El Comando Amelia es un comando de alumbrado, barrido y limpieza,
de acción pequeña pero contribuyente.
¡AMELIA VENCE!

jueves, 31 de mayo de 2012

FLOTANDO - HF














A algunos probables sobrevivientes del tiempo
les enseñaron a poner en marcha
el impulso espontáneo y vital,
el de las rocas volcánicas,
el de los dioses cuando conducían a las musas,
sin dejar rastros de las pisadas,
en silencio, sin emitir una sola nota musical,
ahogando en el agua a quien se interpusiera,
tal como después otros lo hicieron
con algunos emigrantes en América del Sur,
de los que sólo quedaron restos flotando,
pequeños envases para conservar alimentos
que debían haber sido digeridos.
Sin haber podido crecer ninguno de ellos
conjuntamente con cualquier otra cosa,
sin haber llegado a ser
la criada principal de una casa,
ni haber podido imaginar ser algún dios
oriundo de la tierra donde nacieron las palabras,
sin haber podido escuchar en boca de alguien
el propio nombre repetido cientos de veces,
ni haber formado parte
de la gran población de una villa,
ni cantar el domingo de Ramos.
Ni siquiera haber podido ejecutar
alguna cosa ilegal,
por mas hermosa que hubiera sido.
Sin haber dejado señales
que indicaran la propia procedencia.
Sólo pequeños envases flotando,
cosas de valor insignificante.

(O tal vez, después de quemar las naves,
para no tener que regresar,
se hayan escurrido por ahí
y estén disfrutando
de la vida que les correspondía)

2 comentarios:

Daniel Mancuso dijo...

fuertes imágenes, Negro, pesadas... aunque floten

Mordi dijo...

hola Negro!

La imagen me hizo acordar al cuadro "Le radeau de la Méduse" (La balsa del Medusa) y a la historia terrible de esos náufragos, dejados a la deriva por sus patrones explotadores.
Abrazo,
Mordi