El Comando Amelia es un comando de alumbrado, barrido y limpieza,
de acción pequeña pero contribuyente.
¡AMELIA VENCE!

domingo, 4 de agosto de 2013

CARTA ABIERTA DE UNA MADRE DE UN NIÑO CON AUTISMO A VICTORIA DONDA

Esta semana, diputada nacional de Libres del Sur, Victoria Donda, utilizaste en tres oportunidades la palabra autista en forma peyorativa refiriéndote al gobierno y a la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner. Llegaste incluso a opinar que ese “autismo” es lo que genera “un clima violento”, al intentar explicar la violencia en el fútbol. Lo hiciste por primera vez el 23 de julio pasado al responderle a la presidenta, quien había invitado a “sacarle la tarjeta roja a la mala onda que dice que todo está mal y que no quiere mostrar nada bueno”. La afirmación la repetís en la publicación de la página Libres del sur.org.ar donde insistís en vincular este trastorno, con una supuesta mala voluntad de las autoridades nacionales, sin importarte el menosprecio y la discriminación que generan tus palabras en una sociedad que además las escucha a destiempo, porque la inclusión y la igualdad hoy están en la agenda moral del país. Ayer, en otro reportaje realizado por la periodísta Magadalena Ruíz Guiñazú en AM590, ampliaste tu carta abierta a Fernández de Kirchner y agregaste que “el gobierno está autista, no va para atrás en nada. Creen que son los únicos que tienen autoridad moral para hablar de algunas cosas y que tienen consenso absoluto”. Como madre de un niño con Trastorno Generalizado del Desarrollo (TGD-Espectro Autista) ahora soy yo la que te digo Victoria - porque sé que sos Victoria - , que mi hijo no sólo no genera climas violentos por padecer este trastorno sino que tampoco lo hace ningún niño, ni persona otra persona que sufre esta condición. A vos, que no te gusta que la presidenta llame a sacar tarjeta roja para determinadas cuestiones, te digo que todas las madres, padres y familiares de niños con autismo, le sacamos tarjeta roja a la ignorancia, porque solo seres profundamente ignorantes utilizan la palabra autismo para insultar, menospreciar, rebajar o descalificar. Te invito, ya que estás en campaña, a que visites algún lugar especializado donde puedan informarte sobre las características de estos niños que entienden el mundo de una forma diferente a la tuya y no por eso, lo comprenden menos. Las personas que tienen autismo no conocen la mentira, ni el doble discurso, ni la maldad, simplemente porque son conceptos abstractos, presentes solo en lo que los especialistas llaman ´teoría de la mente´, esto es, querida Victoria, el poder analizar cómo me ve el otro. Por suerte ellos escapan a esta calificación baja, torpe e ignorante en la que los ubican las personas como vos, y te puedo asegurar, que si pudieras entenderlos, te darían cátedra. El autismo no es voluntario, Victoria. Las personas que lo sufren no entienden el mundo tal como está presentado pero no quedan aislados por eso, solo siguen otros caminos. El tema es que los normales, como vos, no pueden comprenderlos, y de puro temor, los discriminan, los separan, y los tildan como inferiores y discapacitados. Las capacidades de los autistas te exceden Victoria, de la misma forma en la que te falta vocabulario para poder descalificar de una forma más precisa. Porque en definitiva cuando decís que la presidenta o el gobierno es autista, lo único que haces es subirlos un peldaño. No hay seres más nobles que las personas autistas, en cualquier grado; y no tengas miedo, no te van a generar climas violentos, porque lo único que quieren es ser amados, cuidados, entendidos e integrados. Algo que vos, con tu discurso, estás muy lejos de hacer. Y si, soy madre de un niño con autismo, y no soy neutral. Y estoy orgullosa y felíz de tenerlo aunque cada tanto tenga que enseñarle a alguien de qué se trata, como ahora. Silvina Caputo Periodísta y madre de Mempo, niño de 10 años con TGD.

1 comentario:

elsudacarenegau dijo...

Hola Nigger. Me quedé pensando en la carta de Silvina Caputo.
La entiendo pero al final termino no compartiendo algo de lo que ella dice.
Lo diré con respeto, porque tal vez ella o cualquier padre/madre de autistas leerá su blog.
Una vez le escribí una larga carta a Eduardo Aliverti en relación a un comentario que hizo, tildando de autistas al llamado al grupo A.
Le escribí con respeto, porque salvo por lo del autismo, coincidía en toda su editorial, y en general, coincido con su posición respecto del gobierno.
No sé si Aliverti leyó la carta que le envié, pero no volví a escuchar que use a la discapacidad como una descalificación respecto a los adversarios.
Hay palabras tan musicales... "tarado"... "reverendo imbécil", en fin... palabras cargadas de erres, de cacofonía muy adecuada para sacarse la bronca, pero inconvenientes.
Coincido con Silvina en señalar estas cosas. Una tarea que tenemos los que sabemos del tema, es generar reflexión en el entorno y en los espacios que se pueda.
La diferencia que tengo con Silvina, es que no veo nobleza en el autismo.
Siendo padre de tres hijos dentro del espectro autista, digo que vegetariano no es la persona que no come carne porque no puede (por ejemplo por motivos económicos). Vegetariano es aquél que pudiendo comer carne ha elegido no hacerlo.
Los mudos no gritan, y por eso no son personas mesuradas.
Los autistas no mienten. Eso no los hace nobles. Simplemente no pueden. (por lo que explicó Silvina de la teoría de la mente... es decir la capacidad de inferir estados de ánimo es los interlocutores, o ponerse en el lugar de ellos) Y por ser literales. La mentira implica manejar sutilezas, posibilidad de los demás de creer lo que digo. Así como les cuesta la mentira se pierden el sarcasmo, la ironía, la poesía, el doble mensaje, etc.
Noble es otra cosa.
En relación a Donda, a veces me da bronca, otras lástima. Si... lástima, ese horrendo sentimiento tan poco políticamente correcto.
Abrazo