El Comando Amelia es un comando de alumbrado, barrido y limpieza,
de acción pequeña pero contribuyente.
¡AMELIA VENCE!

sábado, 18 de junio de 2011

¡SIGAN VINIENDO, NOMÁS!

3 comentarios:

argentinolibre@hotmail.com dijo...

Esa es la actitud Muhamar!!!

LolaMento dijo...

Salvo Chavez y Rusia el resto del mundo no abre la boca, no digo para defenderlos a Gadaffi, digo para denunciar la agresion de la OTAN.

El silencio complice de Cristina y Timmerman con la agresion de la OTAN es suicida. No se puede hacerse el mudo en esto. Es gravísimo. Un vistazo a Leonor en Libia alcanza para que se caiga el muro de mentiras en que se apoyan los gobiernos débiles como el nuestro para no decir lo que debe denunciarse.

No se puede ser pero tan tan alcahuete de Obama y el complejo tecnologico militar como es Timmerman. Extraño al canciller anterior.


Porque si los planes de hacer algo nuevo en America del Sur, algo que no sea lo que el imperio necesita aunque nos joda a nosotros, si los planes son mas que discursos para la gilada, si los planes son verdaderos, entonces un dia atacarán aqui y con el silencio de Cristina y Timmerman habremos convalidado por omision el salvajismo imperial que nos apuntará entonces a nosotros en algun lugar de Nuestra America.

No se porque no se lee este texto en clave internacional cambiando "oligarquía" por "imperio"

RETRATO DE LA OLIGARQUÍA DOMINANTE
(fin epílogo de la tercera edición, 1969)

(…) Hoy se puede ir ordenadamente de menor a mayor y perfeccionar, a la luz del asesinato, el retrato de la oligarquía dominante. Los militares de junio de 1956, a diferencia de otros que se sublevaron antes y después, fueron fusilador porque pretendieron hablar en nombre del pueblo: más específicamente, del peronismo y la clase trabajadora. Las torturas y los asesinatos que precedieron y sucedieron a la masacre de 1956 son episodios característicos, inevitables y no anecdóticos de la lucha de clases en la Argentina. El caso Manchego, el caso Vallese, el asesinato de Méndez, Mussi y Retamar, la muerte de Pampillón, el asesinato de Hilda Guerrero, las diarias sesiones de picana en comisarías de todo el país, la represión brutal de manifestaciones obreras y estudiantiles, las inicuas razzias en villas miseria, son eslabones de una misma cadena.

(…) Otros autores vienen trazando una imagen cada vez más afinada de esa oligarquía, dominante frente a los argentinos, y dominada frente al extranjero. Que esa clase temperamentalmente inclinada al asesinato es una connotación importante, que deberá tenerse en cuenta cada vez que se encarar la lucha contra ella. No para duplicar sus hazañas, sino para no dejarse conmover por las sagradas ideas, los sagrados principios y, en general, las bellas almas de los verdugos.


La historia y el contexto de ese "retrato" es esta

"En la tercera edición, de 1969, el autor añade al epílogo una página dedicada al Retrato de la oligarquía dominante. En él hace un relevamiento de los hechos más importantes de la violencia de Estado desde 1956, incluyendo los resultados de sus otras dos investigaciones. Y concluye: “Era inútil en 1957 pedir justicia para las víctimas de la ‘Operación Masacre’ [...] Dentro del sistema, no hay justicia” (p. 223-224)."


Extraida de Reflexiones Siesteras: RODOLFO WALSH, El CRIPTÓGRAFO.

Sebastian dijo...

ahora no comprendo el apoyo.. un tipo que tiene 40 años en el poder, donde no hay elecciones, es una dictadura, tienen un pedido de captura por crimenes de lesa humanidad y aca es expuesto como un rapero contra el sistema... son raros ustedes muchachos...