El Comando Amelia es un comando de alumbrado, barrido y limpieza,
de acción pequeña pero contribuyente.
¡AMELIA VENCE!

lunes, 23 de enero de 2012

BRAVUCÓN - HF




















Nada mejor que ser el protagonista de un sueño,
disfrutar de una situación nocturna, dicen que imaginaria.
Poder hallarse en dos lugares distintos a la vez,
haber nacido en Buenos Aires y también a orillas del Danubio,
mirarse al espejo y verse reflejadas
unas flamantes zapatillas Nike
pero vistiendo un enorme sombrero
y uno de esos gabanes muy holgados y raídos
que usaban los antiguos bravucones,
con el florete colgando a un costado,
arrobado en las entrañas del vino
y nuevamente en medio de la emocionante,
mi prohibida primera rabona,
produciendo alrededor escándalo y desagrado,
ternura y pelos de punta,
uniéndome al vuelo de los buitres,
aficionado a cualquier cosa, seguidor de las teorías de nadie,
y logrando arrebatar al fin,
florete en mano, gallardamente y de una vez por todas
a la hermosa Isolda de los brazos de Tristán,
aquél engreído boludo gordinflón.

1 comentario:

EMMAGUNST dijo...

A la noche cuando me acuesto para descansar, entre ese 2espacio" existente entre el sueño y la vigilia, puedo verme de diversas maneras, vestimentas, personas que no conozco hablando en otros idiomas que a veces entiendo y otras tantas no. Así es que cumplo mi deseo de varias a la vez. Buen día Negro. Un abrazo