El Comando Amelia es un comando de alumbrado, barrido y limpieza,
de acción pequeña pero contribuyente.
¡AMELIA VENCE!

jueves, 22 de enero de 2015

Agrupación "Viva El Cáncer".

(Recomiendo practicar "pinchor" sobre las señoras. Instrucciones:http://comandoamelia.blogspot.com.ar/2015/01/una-nueva-actividad-del-comando-amelia.html

martes, 20 de enero de 2015

Plomo, el Pólvora y Fulminatti, del Gran Circo del Disfraz.

Uf! Cuanto trabajo para el Comando Amelia tener que suicidar a esta manga de imbéciles!

¡FUÉ LA MAFIA! por el padre Eduardo de la Serna.

La palabra “mafia” es un buen comodín, apropiada para diversas ocasiones. Todos sabemos qué dice, y nadie sabe qué se dice. Mafia dice mucho y no dice nada, dice “ellos” y nadie sabe quiénes son esos “ellos”. Puede ser la mafia italiana, la mafia china, la mafia rusa, la mafia vaticana, la mafia de la droga, la mafia de los trapitos, la mafia de los medicamentos truchos, la mafia de las autopartes, o muchas mafias más… Siempre la mafia ¡y listo! Del mismo modo que cuando muchos médicos no saben la causa de una enfermedad dicen “¡un virus!”, cuando ocurre un crimen, o un hecho violento lo sencillo es decir “la mafia” ¡y asunto arreglado! Es casi, casi una suerte de Fuenteovejuna violento, clandestino y con algo de chivo expiatorio. Es también insinuar un estigma sobre alguien individual o colectivo, es dirigir una mirada en cierta dirección nunca clara, pero siempre insinuada. Que la/s mafia/s existe/n no cabe duda alguna, pero precisamente por su modo de ser es también fácil atribuirle cualquier cosa que nos resulte conveniente (en realidad, es frecuente atribuirles cosas que serán creíbles para la mayoría o para un grupo importante a los grupos que tienen clandestinidad, o poca transparencia o mucho secretismo). En una muerte, provocada o inducida hay responsables, hay perpetradores, autores materiales y – muchas veces – también intelectuales. En estos casos, decir “la mafia” es dirigir o direccionar la mirada en un sentido, aunque no se mencione a nadie en especial. Y decir “la mafia” mirando en una dirección es un modo de decir que “esos” son mafiosos. Decir que tal muerte en Rosario fue provocada por “los narcos” es dirigir una mirada pero a su vez no decir nada… Los destinatarios entenderán (o eso creerán). Y todos “sabrán”, entonces, que – en otros casos – “los K” (otro modo de decir un colectivo sin decir Fulano… o Mengana) son responsables de esto terrible. Y así, los de siempre saldrán a la calle a decir, gritar, cacerolear con carteles con autores intelectuales reconocidos. Cuando ya se vuelve difícil – si no imposible – atribuir la muerte del fiscal Nisman a “terceras personas”, hay que proclamar que “la mafia” lo indujo al suicidio. Claro que… ¿cuál mafia? ¿La mafia enquistada en “la embajada” de la que tan asiduo visitante era?, ¿la mafia siria?, ¿la mafia de los servicios de inteligencia removidos las semanas pasadas?, ¿la mafia en el gobierno?, ¿la mafia de los medios hegemónicos de incomunicación?, ¿de la oposición? La mafia, ¡y basta! Cada quien entiende. La muerte de Nisman, al menos por lo que sabemos, tiene muchas aristas extrañas. Y sería de desear que los responsables de la investigación puedan avanzar con serenidad, sin apuros pero con precisión y firmeza para aclarar el hecho sin dejarse influir por los que desean que la responsabilidad o sospechas se dirijan en un sentido o en otro. Las declaraciones de varios miembros de la oposición (y su participación en la incomprensible marcha cacerolera) y los comentarios de varios periodistas estrella del Grupo Clarín no hacen sino embarrar la cancha, pretender llevar agua para sus candidatos e insinuar mafias responsables en sectores “K”. Poca seriedad por cierto, y menos periodismo todavía (aunque cada vez nos acostumbran más a esto último y quizás ya no recuerden de qué se trataba eso de ser periodistas por su afán de ser lobistas). En lo personal, del mismo modo que me solidaricé con las víctimas de Charlie Hebdó, pero afirmé “no soy Charlie” cuando se burla del islam y los musulmanes, me solidarizo plenamente con Nisman y su familia en el dolor por la muerte, pero “no soy Nisman” que regresa aceleradamente de sus vacaciones para recorrer canales de televisión ¿mafiosos? con denuncias insólitas e insustanciales entrando en un espiral difícil de sostener. Espero claridad en su muerte y en lo que lo llevó a ella y desearía silencio en los que celebraron su aparición y su compulsión denunciadora a la espera de elementos probatorios que esclarezcan una muerte de la que quizás ellos no sean tan inocentes.

sábado, 17 de enero de 2015

Como no hubo presidentes de América Latina en la marcha contra el terrorismo en París, el presidente Francois Hollande nombró a Jean-Pierre Bel como enviado personal para América Latina y el Caribe. Ejem...

http://www.ambafrance-mx.org/Jean-Pierre-Bel-nombrado-Enviado

A los 80 años, el caballerísimo Leonard Cohen, después de transitar por burdeles y monasterios budistas grabó "Popular Problems". Una maravilla.

LOS NEGOCIOS DE CLARÍN Y UNEN CON IRÁN.

Un informe especial de CN23 reveló la relación comercial entre el vicepresidente del multimedios, José Antonio Aranda, el gobernador de Corrientes, Ricardo Colombi y el agregado de negocios de la embajada iraní en Argentina, Ahmad Reza Kheirmand. http://www.infonews.com/2015/01/15/politica-181444-los-negocios-de-clarin-y-unen-con-iran-exclusivo.php

jueves, 15 de enero de 2015

TIMERMAN A INTERPOL

INTERPOL ATIMERMAN

miércoles, 14 de enero de 2015

EL PINCHOR, NUEVA ACTIVIDAD DEL COMANDO AMELIA.

Una nueva actividad del Comando Amelia, el pinchor, sirve para obviar al Tea Party, a la industria armamentista y a toda esa nefasta metástasis que invadió el planeta. Simplemente volvimos a la ancestral brujería. Tomamos una foto de quien hayamos elegido, en lo posible ya impresa. Luego se la pincha con agujas o algún otro objeto punzante. En caso de que solo se la vea en el monitor, también es efectivo hacer cruz diablo con las dos manos apuntando hacia su imagen. El objetivo es simplemente desearle lo peor a la persona elegida, usando toda la energía posible. Implementando esta antigua, familiar práctica, los amelianos confiamos en lograr mejores resultados que el obligado uso de las armas de fuego.

No creo que el boludo de Macri se haya inspirado en Fahrenheit 451. Ni debe saber quien era Guy Montag, conchisumá!

El Comando Amelia tiene el mismo plan para el fiscal Nisman, Macri y tantos otros comemierdas: se les sellarán los ojetes y reventarán como enormes bolsas de mierda. Por supuesto los amelianos avisaremos en cada caso, para que no haya ningún compañero próximo a cada estallido.

ESTO YA SE ESTÁ ZARPANDO, CONCHISUMÁ!

El gobierno porteño clausuró Ciudad Cultural Konex y otros 19 locales. A pesar de que a fines de 2014 se sancionó una nueva ley sobre centros culturales, entre otras cosas, para evitar este tipo de clausuras, la Agencia Gubernamental de Control realizó operativos en una veintena de espacios culturales en la ciudad.

"Sergio Massa dijo que Héctor Timerman "debe renunciar" tras la polémica por la marcha en París." (La próxima seguramente será denunciar que Cristina es chilena, conchisumá!) ¡Pobres imbéciles!

¿QUÉ TE PASA, NISMAN, LA RECONCHITUMÁ?

El fiscal especial para el caso AMIA, Alberto Nisman, denunció a la presidente Cristina Kirchner y a otros miembros del Gobierno a quienes acusó de "decidir, negociar y organizar la impunidad de los prófugos iraníes en la causa AMIA con el propósito de fabricar la inocencia de Irán" en la investigación por el atentado perpetrado en Buenos Aires en 1994; pidió su declaración indagatoria y un embargo de 200 millones de pesos.Aseguró que existe una "confabulación criminal" que también incluye a Héctor Timerman, Luis D'Elía, Andrés "el Cuervo" Larroque y Fernando Esteche, entre otros.

Confirmado: María Laura no estaba en París. "El domingo yo fuí a la marcha. Llama la atención que quien firma la nota, María Laura Avignolo, corresponsal de Clarín en París, no estaba en París ya que se encontraba asistiendo a fiestas en Punta del Este tal como lo atestiguan los medios que cubren ese tipo de noticias”, dijo Timerman al leer un comunicado en una conferencia de prensa ante periodistas acreditados en Casa de Gobierno. Clarín cada vez más lejos de la agenda de los argentinos fue nuevamente desmentido por la realidad y María Laura Avignolo tostada por los soles de la costa uruguaya.

sábado, 10 de enero de 2015

El repudio del padre Eduardo de la Serna a lo ocurrido en Francia. QUEBRAR LA LÓGICA DE LA VIOLENCIA.

Las cosas que ocurren en nuestra historia, de ayer o de hoy ocurren en un contexto. Contexto que las permite comprensibles, al menos en parte (‘comprensible’ no quiere decir ‘justificable’, se trata de entender por qué algo ocurre). Ciertamente sabemos que se podría haber actuado de otra manera, y por “a” o por “z” las cosas no hubieran sido iguales, sin que podamos saber con precisión cómo habrían resultado. Es lo que se suele llamar “contrafáctico”. La atrocidad ocurrida en Francia con el semanario Charli Hebdo me hace pensar, quizás de un modo no muy “políticamente correcto”, pero al menos escribo para pensar, y quizás ayudar a hacerlo. Repudio visceralmente la actitud de superioridad de muchos sectores del “Primer mundo” frente a los del Tercero. Actitud de desprecio, discriminación en muchos casos, verdaderamente criminal. Los casos que podrían ponerse se cuentan por miles, desde la experimentación de fármacos con “tercermundistas” hasta los deseos de que el ébola acabe con los inmigrantes, la comparación de personas de piel negra con monos (en el fútbol y la política) hasta la prueba de nuevas armas con poblaciones indefensas… Y podríamos seguir. Pero lo cierto es que me resulta repugnante, y en el podio de estos “discriminadores” lamentablemente es frecuente ver franceses. (Me niego a decir ‘Francia’, porque sería discriminatorio también esto, no es lo mismo el Abbé Pierre que Jean Marie Le Pen, por cierto). Repudio la campaña antimusulmana que se palpa en el mundo entero, especialmente a partir del 11 de septiembre. La actitud de ver en todo turbante un enemigo y un terrorista no ha de ser muy grato para cualquier musulmán. No soy experto en el Islam pero entiendo claramente que es una religión de paz y constructora de la paz. ¿Que hay violentos en su seno? ¡Seguramente! Los cristianos (católicos o protestantes) no podemos arrojar la primera piedra en esto. Y es sano mirar primero la viga en nuestro ojo antes que referirnos a la paja en ojo ajeno. Y me pregunto cómo nacerá una generación que experimenta desde pequeño, desde la escuela, que el mundo entero parece mirarlo como enemigo, como peligroso, como terrorista. Cuando vi, hace tiempo, las caricaturas críticas al profeta Mahoma en Charli Hebdó reconozco que me molestaron. Me parecieron una falta de respeto. Y me preguntaba cómo reaccionaría yo ante caricaturas semejantes críticas o burlonas sobre Jesús. Y reconozco que me molestarían. Y que me gustaría sentarme con su autor a charlar y preguntarle por qué dice eso; porque son ofensivas, y provocan dolor en mucha, mucha gente. Y – lamentablemente – no todos los dolidos quisieran sentarse a charlar y preguntar. Porque en todo grupo nunca falta algún energúmeno que mata al de la camiseta de futbol contraria, que quema una bandera del país adversario, o que es capaz de entrar a matar a mansalva en una redacción. Cuando escuché que los – aparentemente - autores del crimen en Charlie Hebdó dijeron que no eran criminales como los que matan mujeres y niños en Irak y Afganistán, debo reconocer que me pareció parcialmente cierto. Y agregaría también muertes con la tierra devastada después de la invasión, las enfermedades y el hambre. Los terroristas musulmanes no tienen el monopolio ni del terrorismo ni de la muerte. Y esto – y más – me hizo pensar: ¿cómo romper la espiral de la violencia? Porque la respuesta violenta no hace sino llamar a más violencia. No olvido a las víctimas del supermercado kosher. Criminalmente asesinadas (por el terrorista o los rescatistas, no me queda claro). Y leer las declaraciones de Le Pen o de Netanyahu me hace creer que esto no hace sino alimentar nuevas y más crueles acciones, presentes y futuras. Tampoco es con burlas, por más ‘culto’ a la libertad de expresión que reconozcamos, valoremos y proclamemos. En lo personal, entiendo que la libertad de expresión no es “derecho a ofender”, a lastimar, a agredir. Ya que nada sano nace de ello. Desde una perspectiva individualista se dirá que es el que escribe (o dibuja) quien debe establecer su propio criterio de ‘hasta dónde’, pero no estoy totalmente de acuerdo con eso. Porque quien se cree superior y entiende que un “negro es igual a un mono”, o que un musulmán es igual a un terrorista, difícilmente podrá tener un criterio equilibrado para saber cuándo algo que diga (o dibuje) sea ofensivo. Hay periódicos que tienen una suerte de ‘comité de ética’; a lo mejor las Facultades de Periodismo podrían publicar una especie de “criterios” o elementos mínimos. Pienso, a modo de ejemplo, que así como – en Europa, por ejemplo – se respeta los diferentes partidos e ideologías pero uno no puede presentar un partido “Nazi” (y celebro que no se pueda), no todo se puede en nombre de la libertad. Hoy todos (o casi todos) nos dolemos con lo ocurrido en Francia, como ayer en las Torres Gemelas, y ayer y hoy en Afganistán e Irak. Y creemos que sólo la paz, la paz verdadera que nace de la justicia y la equidad, de la verdad y del respeto mutuo, del encuentro y la celebración de la diversidad nos permitirá reírnos juntos, no de otros, celebrar juntos, y no las victorias sino los encuentros. Con todo mi corazón repudio lo ocurrido en Francia, sin ningún atisbo de duda. Pero reafirmo mi convicción de que la paz viene del encuentro, y no de la lógica triunfo-derrota. Y espero que todos, “empezando por casa” pongan cimientos verdaderos y firmes en la búsqueda de la paz.

La masacre de Charlie Hebdo, como anillo al dedo para los fachos, conchisumá!

"Milonga del donante", por Horacio el Nigger, en el programa que conduce el Rodo Herrera. Requetechuic!

Moisés en la Biblia, en la Tora y en el Corán. Eran tres Moisés o solo uno tripolar?