El Comando Amelia es un comando de alumbrado, barrido y limpieza,
de acción pequeña pero contribuyente.
¡AMELIA VENCE!

lunes, 3 de junio de 2013

LA LOMBRIZ ORIGINAL (Nigger - “Témpera Mental” - Ed. Sudamericana)


Investigando fuentes que no puedo revelar, confirmé que por algún motivo en el Antiguo Testamento se tergiversó un hecho curioso: el de la lombriz expulsada del reino y condenada a un destino muy triste. La verdadera historia es la de una bella, hermosísima lombriz, colorida y fiel compañera, que compartía charcos con anfibios amigos y se enroscaba en las ramas junto a sus hermanas. Eran los primeros tiempos armónicos, cuando el paraíso se veía sólo verde y animal. Hasta que, tal vez cebado por haber producido tanta belleza, ese señor Dios, sobreestimando a su próximo invento, creó a los hombres. Sucedió que la lombriz, que simplemente era una buena lombriz, una tarde saludó a Eva, el primer ejemplar femenino de su especie, desde una manzana, sobre la que había dormido una hermosa y tranquila siesta. Pero la inconsciente bruta primer mujer, distraída y sin ninguna pena, se la tragó con fruta y todo. La lombriz desde entonces y para el resto de su historia ya nunca más vio a nadie, condenada para siempre a estar sola y triste dentro de un infierno. Y si es que logra salir de ese encierro, sólo lo podrá hacer de a pedazos. Para ella la luz se acabó, nunca más pasear entre las hormigas ni nadar entre a los renacuajos, y atrapada bajo algún ombligo, sólo va a poder comer restos de comida. Su nombre ya se perdió en las sombras. Ahora es gris, no más roja y brillante, y si alguna vez se la menciona, se la llama Tenia Saginata. Así fue que, misteriosamente, la pobre lombriz fue usada como símbolo de las peores faltas humanas por algunos que, o no sabían nada de su antiguo y hermoso pasado, o que conociéndolo, su humilde imagen no les resultaba la apropiada para impulsar la “Gran Gesta”. Pobre lombriz solitaria, reina de los excluidos, que mala suerte, que mala fama.

2 comentarios:

chinoclau dijo...

tania saginata, cantante de tango japonesa.

elsudacarenegau dijo...

Con el agua, por La Plata, vino la lumbrí solidaria, que con el donar se consuela.
Pero ya la estamos combatiendo con la indiferencia.